Inicio

 

 


El Día Mundial del Riñón es una campaña mundial de concientización acerca de la importancia de los riñones

  • Este día busca que las personas estén más al tanto de la prevención y el temprano reconocimiento de posibles enfermedades renales.
  • Los tratamientos disponibles para estas enfermedades suelen ser la diálisis o los trasplantes. Ambos son muy costosos para la población en general, haciendo que el tratamiento de las mismas sea poco asequible a nivel mundial. Durante esta conmemoración se busca la implementación de políticas que permitan un mayor acceso a tratamientos por parte de la comunidad general.
  • Se estima que un 10% de la población mundial sufre de una de las condiciones más tratadas durante la conmemoración de este día: la enfermedad renal crónica. Las personas que sufren de esta enfermedad tienen una probabilidad diez veces más alta de morir de ataques al corazón o trombosis cerebrales.

      El riesgo de desarrollar Enfermedad Renal Crónica es  similar en hombres y mujeres e incluso en mujeres puede ser mayor. Sin embargo, el número de mujeres en diálisis es menor que el número de hombres.

  • El trasplante renal también se comporta de manera desigual: las mujeres tienden más a donar riñones y es menos probable que los reciban por factores socioculturales

     

        Algunas enfermedades renales, como la nefropatía lúpica y la pielonefritis aguda o crónica  generalmente afectan a las mujeres. La Nefritis Lúpica es una enfermedad renal causada por una enfermedad autoinmune (el Lupus) y La Pielonefritis es una infección potencialmente grave que afecta a uno o ambos riñones; son más comunes en las mujeres y el riesgo aumenta durante el embarazo.

     

    La Enfermedad Renal Crónica reduce la fertilidad y también se considera un factor de riesgo para el resultado adverso del embarazo. Las mujeres que tienen Enfermedad Renal Crónica corren un mayor riesgo de tener resultados negativos para la madre y el bebé; los embarazos en mujeres con Enfermedad Renal Crónica avanzada son los más desafiantes con altas tasas de trastornos hipertensivos y nacimientos prematuros.

     

    Existe una clara necesidad de una mayor conciencia sobre la Enfermedad Renal Crónica en el embarazo. Es importante identificarla oportunamente y darle un  seguimiento durante y después del embarazo.